Nuestro Blog
Slide background

Somos  la  Clave

De la Información Estratégica

Slide background

Somos  la  Clave

En Soluciones de Cumplimiento

Slide background

Somos  la  Clave

Para sus Investigaciones Corporativas

Slide background

Somos  la  Clave

En la Prevención de Fraude

Auto Due Diligence: Cómo analizarse desde fuera para mejorar por dentro

Lo sabemos, cuesta menos prevenir que curar. Sin embargo, en el mundo empresarial se tiende más a la gestión que a la anticipación de posibles riesgos. Ni siquiera ahora que el Código Penal obliga a los responsables de las compañías a ejercer el debido control para evitar delitos se tiene claro cómo actuar. 

Actualmente, las empresas pueden ser juzgadas y condenadas, en caso, no ya de delinquir, sino de no haber previsto el delito. Por eso, se hace preciso un buen programa de gestión de riesgos, que permita anticipar los posibles problemas para solucionarlos antes de que ocurran.

En este sentido, se hace indispensable el análisis de las relaciones comerciales de la empresa con proveedores, agentes y clientes; así como el análisis también del grado de cumplimiento normativo (compliance) de la compañía.

Pero no sólo se trata de mirar hacia afuera para cubrir los flancos débiles, sino de hacerlo también hacia dentro de la organización, para conseguir minimizar los posibles riesgos derivados de informaciones falsas que puedan afectar a los ejecutivos de la empresa o a la propia reputación de la marca. Por eso, los/las auto due diligence son tan importantes a la hora de establecer un plan eficaz de prevención de riesgos empresariales.

Qué es un auto due diligence

Due Diligence es un instrumento de control. Consiste en una investigación, mediante la cual se analiza e interpreta la situación de una empresa desde distintos puntos de vista. Su alcance dependerá de lo solicitado por la empresa interesada. La empresa o persona interesada puede, que desee "prevenir" e identificar posible información que suponga un riesgo reputacional, ó "blindarse" ante posibles ataques derivados de la información disponible acerca de sus actividades y sus personas de confianza (ejecutivos), no siempre correcta en un mundo vertiginoso cada vez más digitalizado.

Es preciso llevar a cabo evaluaciones integrales de las actividades de una organización, su historia y su reputación, incluidas las due diligence personales, profesionales, económicas o legales, de los propios asociados y ejecutivos. Eso es lo que proporciona una auto due diligence: conocimiento de los posibles riesgos ocultos derivados de las actuaciones de los ejecutivos y de la información públicamente accesible sobre la empresa, no siempre acertada y veraz. Y todo ello, por supuesto, con la colaboración de los ejecutivos y la empresa.

La buena costumbre de llevar a cabo un due diligence a fin de asegurarse que se toman las decisiones acertadas, al igual que llevar a cabo inteligencia de mercado y de la competencia, va entrando poco a poco en el tejido empresarial español. En primer lugar, hay que identificar en qué debe consistir ese debido control para ser eficaz, pues obviamente será distinto para cada empresa, en función de dos factores: el tipo de posibles delitos en los que pudiera incurrir una empresa según su actividad, el posible causante, el grado de exposición a dichos posibles delitos y el impacto

Según estimaciones de la consultora estratégica GAT Intelligence, los riesgos más importantes a los que se enfrenta una empresa son mayoritariamente atribuibles a acciones llevadas a cabo por sus empleados. De hecho, el perjuicio económico medio en España de las empresas que han sufrido algún tipo de delito económico o fraude interno asciende a 730.000 €/año.

Hasta tal punto el fraude interno es tan común, que su ocurrencia ya no es algo que destaque, sino que se ha convertido en una mera cuestión de escala.Por eso, una organización que no se protege adecuadamente ante este riesgo, incrementa notablemente su vulnerabilidad.

Continuar leyendo

DUE DILIGENCE: Por qué podría interesar a mi empresa

bigquestions
La mejor forma de cuidar un negocio es atendiéndolo: antes, durante y después del desarrollo de su actividad. Existen medidas destinadas a prevenir riesgos, a controlarlos y a mitigarlos. Una de ellas, aplicable antes y durante la realización de los negocios o transacciones comerciales, es la investigación due diligence.

Due Diligence es un instrumento de control consistente en una investigación, mediante la cual se analiza e interpreta la situación de una empresa desde distintos aspectos.

Su alcance dependerá de lo solicitado por la organización interesada. La empresa o persona que encarga el proceso de due diligence puede ser un comprador, un vendedor o un acreedor.

Poco a poco va calando en el tejido empresarial español la buena costumbre de realizar due diligence, al igual que la de llevar a cabo investigaciones del mercado y de la competencia, a fin de asegurarse que se toman las decisiones acertadas.

Las creencias e ideas erróneas sobre lo que significa llevar a cabo las averiguaciones mínimas para poder meterse en un negocio llevan a muchas empresas al fracaso a la hora de tratar de llevar el negocio más allá de la zona donde están acostumbrados a manejarse. Es decir, cuando se decide hacer una alianza con otra empresa, expandir el negocio a otras zonas o realizar una inversión, el exceso de confianza en el “olfato” todavía es hoy por hoy la causa de pérdidas valoradas en miles de euros.

Un proceso de due diligence puede descubrir la existencia de riesgos ocultos, permitiendo prevenir así situaciones indeseables. Además, su realización por una razón concreta puede aprovecharse para explotar la información obtenida en beneficio de toda la actividad de la empresa, de forma global. 

Continuar leyendo

EnClave Especial Compliance

Enclaveoct2012
 
 
Newsletter EnClave correspondiente a Setiembre del 2015: Especial Compliance
Programa de Cumplimiento: ¿Qué es y porque hay que tener uno?
Los 6 elementos de un plan de cumplimiento eficaz
 
Continuar leyendo

Evitar el fraude y la corrupción: Canal de Denuncias externo

Las causas abiertas por corrupción se han triplicado en la última década. Actualmente la Fiscalía Anticorrupción tramita más de 340 procedimientos y las nuevas investigaciones se han duplicado en un año.
Evitar la corrupción política, en el ámbito público, y luchar contra el fraude, en el ámbito privado son las dos caras de una misma moneda. De hecho, la solución a ambos problemas -graves y desgraciadamente bastante extendidos en nuestro tejido social- es la misma: prevenir su aparición. Pero la pregunta es, ¿cómo hacerlo?

Continuar leyendo

¿Por qué nos cuesta tanto entender el Compliance en España?

En un entorno jurídico cada día más complejo, las empresas y organizaciones de todo tipo están sometidas a obligaciones de cumplimiento normativo, al control de organismos reguladores y a obligaciones contractuales con terceros que implican un profundo conocimiento de los riesgos regulatorios y normativos de su negocio.
Implantar, y también controlar que funcione adecuadamente, un modelo eficaz de prevención de delitos repercute de forma directa y positiva en el crecimiento económico de las organizaciones. Es preciso adecuar las estrategias de las empresas al cumplimiento de las normas. Y no sólo porque así lo indique la ley, sino porque a la larga llegará a ser una exigencia básica de credibilidad en el mundo de los negocios.

Las compañías tendrán que evaluar su “apetito de riesgo”, elaborar un Código de Conducta o Código Ético de la Empresa y desarrollar políticas para cada una de las áreas de riesgo detectadas. Además, será preciso implantar procedimientos adecuados que detecten tempranamente y minimicen los riesgos en aquellas áreas críticas del negocio.
Pero todo esto no servirá de nada si el comité directivo no se asegura de que los empleados han recibido y entendido la formación que les permita evitar la corrupción y el fraude. Además, tendrán que poner a su disposición -y a la de sus proveedores, partners y clientes- un canal de denuncias, de gestión externa a la propia compañía, sobre incumplimientos legales o vulneraciones del código ético, como parte integrante del Plan de Cumplimiento y de la administración de riesgos, bajo los principios de inexistencia de represalias y privacidad.
Poner en marcha y gestionar correctamente un programa anticorrupción eficaz no sólo ahorrará a las empresas un 5% de sus ingresos anuales (que es la estimación de pérdidas por causa del fraude empresarial) sino que podrá suponer incluso una ventaja competitiva, porque el Compliance” o cumplimiento normativo ha llegado para quedarse.
De todos nosotros dependerá que hacer las cosas bien no sea sólo un trámite tedioso, costoso por lo recursos económicos y humanos que emplea y, por supuesto, obligatorio por ley. Son los máximos directivos de las empresas, como principales responsables, los que deben dar un paso al frente y encabezar el cambio, como una forma de entender que lo importante no es solo hacer las cosas bien, jugar limpio. Es además, sentar y generalizar los mecanismos de prevención y alerta para evitar que las cosas lleguen a hacerse mal. Porque así es como debe ser y porque, además, vale la pena el esfuerzo.

Continuar leyendo

Suscríbase a nuestro newsletter

Como Responsable del Tratamiento, BII INTERNATIONAL ASSOCIATES SL le informa de que los datos contenidos en este formulario serán utilizados con la finalidad de gestionar el envío de información y prospección comercial en base al consentimiento expresamente otorgado. Sus datos no serán cedidos a terceros, salvo obligación legal. Podrá revocar este consentimiento y ejercer el resto de los derechos relativos a sus datos de acuerdo con nuestra política de privacidad.
He leído y acepto lo expresado en este aviso y en la política de privacidad

GAT Comunicación

Otras empresas del Grupo

i2ethicsletrasblancas

 

g5logo