Nuestro Blog

7 de cada 10 españoles creen que la crisis nos ha vuelto más corruptos.


Tolerancia 0 a la corrupción en la Unión Europea

Europa, de forma oficial, ha comenzado a señalar a la corrupción como un problema grave, que malogra su objetivo de dejar atrás las secuelas de la crisis.


En rueda de prensa, con un estudio de la Comisión Europea basado en encuestas ciudadanas y análisis propios, la comisaria de interior ha dado la noticia: Vivimos en un ambiente de corrupción generalizada. Al menos eso es lo que  la gran mayoría de los ciudadanos piensa. Tres de cada cuatro europeos tienen esa sensación, según el Informe de Lucha contra la Corrupción de la UE, publicado en febrero de 2014.


El Eurobarómetro especial de 2013 sobre la corrupción revela que el 63 % de los encuestados se considera afectado personalmente por la corrupción en su vida cotidiana (media de la UE: 26 %). El 95 % manifiesta que la corrupción es un problema muy extendido en su país (media de la UE: 76 %) y el 91 % afirma que existe corrupción en las instituciones locales y regionales (media de la UE: 77 %).


En España, las encuestas del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) registran también tendencias negativas. En febrero y abril de 2013, la corrupción aparecía en el 2º puesto del ranking de problemas públicos, sólo superada por el paro, principal preocupación de los españoles.


Además, la crisis ha servido para empeorar las cosas. Más de la mitad de los europeos creen que las malas prácticas han aumentado en los últimos tres años. En España, piensan eso 7 de cada 10 encuestados.


percepción europa corrupción 2013

Si las percepciones se correspondieran exactamente con la realidad, parecería que los españoles nos comparamos con Somalia o Corea del Norte (que son los países más corruptos del mundo, según el informe de la ONG Transparencia Internacional 2013). Una cosa es lo que se cree que es y otra lo que verdaderamente es.


Sin embargo, las escándalos que continuamente salen a la luz y la falta de medidas políticas que atajen con valentía los delitos cometidos en el entorno de los poderes públicos hacen que la imagen resultante sea la de que la corrupción es un problema generalizado.



Diagnóstico y Tratamiento

“La corrupción mina la confianza de los ciudadanos en las instituciones democráticas y los Estados de derecho”, ha advertido la comisaria de Interior, Cecilia Malmström, en la presentación de los resultados del informe de la UE.




Algunos indicadores muestran que la corrupción ha crecido con la crisis. "Pero precisamente la crisis demuestra la necesidad de luchar contra ella, aunque solo sea por razones económicas", ha abundado la comisaria europea.



Las cifras que cuantifican en 120.000 millones de euros el dinero que cuestan las corruptelas cada año en toda la UE no sólo son muy conocidas, son anualmente recurrentes. La novedad radica en que, esta vez, Bruselas ofrece un diagnóstico del problema y una serie de recomendaciones.


Faltan dos cosas: controles y voluntad política de que esos controles sean lo más independientes posible. Y la receta recomienda implementar otras dos medidas paliativas:




  • Los Estados deberían mejorar la rendición de cuentas ante los ciudadanos

  • Los Estados tendrían que reforzar los mecanismos de control y elevar las sanciones para los casos detectados, especialmente en la contratación pública.


informe anticorrupción UE 2014.jpg


Y en España, ¿qué?: Nueva reforma del Código Penal

El Gobierno ha reconocido la necesidad de hacer frente a la corrupción de forma prioritaria. Durante el año 2013, el ejecutivo ha aprobado paquetes de medidas de regeneración democrática, haciendo especial hincapié en el régimen de sanciones aplicables a los delitos de corrupción.


En diciembre del pasado año se dieron los primeros pasos en la aplicación de este paquete, con la Ley de Transparencia y la adopción, por parte del Gobierno, de dos proyectos de ley: uno referente a la supervisión de la financiación de los partidos políticos y otro, a la responsabilidad de los altos cargos. Está en marcha además una nueva reforma del Código Penal, con vistas a intensificar la lucha contra la corrupción.


¿Es verosímil entonces la sensación ciudadana de que los corruptos son muchos y campan impunes? No, pero...


No...  porque desde hace casi  20 años funciona en España la Fiscalía Especial contra la Corrupción y la Criminalidad Organizada (FECCO), cuya autonomía y capacidad han sido reforzadas en los últimos años. Se trata de 40 fiscales que han investigados a más de 800 personas en 700 casos de corrupción política.


Pero...  aunque se han tomado medidas, fallan, principalmente por la lentitud de los procesos penales: tribunales sobrecargados que no siempre tienen suficiente capacidad para tramitar los casos con celeridad.


Así que no es cierto que no se luche contra la corrupción, pero sí lo es que no se hace de la forma más adecuada.


En el próximo post de nuestro blog hablaremos sobre qué debería cambiar en España para que la lucha contra la corrupción fuese más eficaz. 

COMPROBACIÓN DE CURRICULUM: LA PÓLIZA DE SEGUROS D...

Artículos relacionados

Contáctenos

1000 caracteres restantes

GAT Comunicación

Otras empresas del Grupo

logoi2ethicsletrablanca
g5webpequeo