Nuestro Blog

Las empresas del Ibex mejoran su ética para luchar contra la corrupción

Artículo publicado en Expansión, 2013




Canales confidenciales de denuncia, nuevos órganos que supervisan la actuación de comités y comisiones éticas, adaptación al nuevo Código Penal y especialmente elevar el listón para evitar los posibles casos de corrupción, soborno o fraude en los que pueda verse inmersa la organización, marcan la nueva generación de códigos éticos en las grandes empresas.

Los códigos éticos o de conducta fijan el comportamiento de los miembros de una organización en su relación con el resto de grupos de interés. Estos documentos, junto con sus comités y oficinas éticas y canales de denuncia confidenciales, se han hecho hueco en las empresas españolas, especialmente en aquellas que cuentan con presencia exterior y más sometidas al escrutinio de analistas y stakeholders internacionales.

La mayoría del Ibex 35 cuenta con un código ético o normas de conducta, pero lejos de ser un instrumento estático, sus pautas se revisan periódicamente para introducir mejoras, adaptarlas a las prácticas internacionales, la legislación y elevar el control sobre los riesgos extrafinancieros (éticos, sociales y ambientales).

El fraude, la corrupción y el soborno, la malversación de fondos y el procedimiento sobre entrega y aceptación de regalos son algunas de las conductas que más preocupan a las empresas.

codigo-etica

CaixaBank lo revisó en 2011 para actualizar las políticas anticorrupción y la aceptación de regalos de terceros, clientes y proveedores, y Gas Natural lo ha hecho en dos ocasiones desde su aprobación en 2005.

El consejo de FCC aprobó el año pasado la tercera edición del código ético, para alinearlo con la reforma del Código Penal de 2010, que introduce la responsabilidad penal de las personas jurídicas. Con este fin, ha elaborado un Manual de Prevención y Respuesta ante Delito para mitigar las posibilidades de que un empleado pueda cometer un delito del que se deriven responsabilidades penales para las personas jurídicas.

Acciona aprobó en 2011 una nueva edición del código, original de 2007 para ampliar su ámbito de aplicación, las medidas contra el soborno y la corrupción y el apartado de relaciones con proveedores, contratistas y colaboradores. Un año antes, el consejo dio luz verde a un Reglamento del Sistema de Prevención y Detección de Hechos Delictivos para recoger la modificación del Código Penal.

Red Eléctrica aprobará en breve la revisión de su código ético de 2007, actualizando los contenidos como consecuencia de los cambios legales, recomendaciones de expertos y aportaciones de los empleados.

Entre los puntos a reforzar, figura el apartado Integridad, responsabilidad y transparencia, incluyendo la no realización de ningún tipo de actuación contable que busque encubrir operaciones o información financiera relevante, así como dos nuevas pautas de comportamiento sobre donaciones a organizaciones benéficas, patrocinios y colaboraciones y a la relación con los lobbies, y se enfatizan aspectos como contribuciones a organizaciones políticas, blanqueo de capitales y paraísos fiscales.

La herramienta más nombrada en estos documentos son los comités y comisiones éticas, órganos creados específicamente para resolver dudas sobre la interpretación del código, y que se encargan de su aplicación y de revisarlo y actualizarlo periódicamente. Pero algunas compañías han dado un paso más, reforzando este proceso.

Iberdrola reformó en 2011 el código ético, vigente desde 2002, para mejorarlo y crear sendos buzones éticos, en los que empleados y accionistas pueden denunciar confidencialmente conductas anómalas.

Dentro del proceso de revisión constante del sistema de gobierno corporativo, la eléctrica creó en diciembre una Unidad de Cumplimiento, que agrupa las competencias de la comisión del código ético y de la Unidad de Cumplimiento Normativo, dotándola de su propio reglamento. Vinculada a la comisión de RSC, velará por la aplicación del código y la Política para la prevención de delitos y contra el fraude.

Indra creó en 2011 la Unidad de Cumplimiento, liderada por un chief compliance officer, que reporta a la comisión de Auditoría y Cumplimiento.

Hace un año, el consejo de OHL aprobaba la revisión del código ético, introduciendo también un órgano de salvaguarda, el comité de prevención, que apoya la labor de comisión de Auditoría, Cumplimiento y RSC, encargado de la mejora e implementación del sistema de prevención y detección de riesgos penales del grupo.

Denuncias

Las memorias de RSC de 2011, último año disponible, recogen, e incluso desglosan, las ddenuncias presentadas en sus oficinas y canales éticos y las medidas adoptadas por las compañías.

Según el informe de Sostenibilidad de Telefónica de 2011, ese año se registraron 91 denuncias (siete de ellas relacionadas con fraude). De las 73 con investigación cerrada (se estudiaron dos incidentes de corrupción), once resultaron procedentes y, entre las medidas adoptadas, hubo cinco despidos disciplinarios y dos consejos.

Repsol recibió 206, el 69% por casos de hurtos, el 27% por comportamientos no éticos y el 4% por fraude y el número de incidencias en los buzones de denuncias de Ferrovial fue a 63 (112 en 2010), el 2% eran relativas a fraude.

En Endesa se produjeron 15 violaciones del código ético (10 en Latinoamérica y 5 en España y Portugal) y se registraron ocho despidos por las denuncias presentadas en el código ético.

La comisión del código de conducta recibió 21 comunicaciones, el 85% relacionadas con situaciones laborales, discriminación y acoso laboral, y ninguna con corrupción, soborno o fraude.

OHL recibió dos denuncias a través del Canal Ético, ambas archivadas, y el canal de comunicación interna de FCC 14 notificaciones de incumplimiento (una relacionada con la neutralidad política y otra con blanqueo de capitales e irregularidades en los pagos, resueltas según los procedimientos establecidos).

Indra registró un centenar de incidencias en 2011, relacionadas en gran parte con la seguridad de la información, y un caso de fraude en Rumanía que se saldó con el despido de los profesionales involucrados.

Una de las últimas compañías del Ibex en contar con un código ético es Dia. La cadena de supermercados, que se separó del grupo Carrefour y salió a bolsa en 2011, aprobó el año pasado el texto, con referencia explícita a la corrupción y el soborno y un canal de denuncias confidencial. En caso de recibirlos, serán entregados a la compañía para su registró. La compañía asegura que en la memoria de 2012 hará mención al número de denuncias.

Regalos

Los empleados de estas empresas tienen prohibido ofrecer o conceder compensaciones, favores o pagos en efectivo o en especie, una medida que incluye los regalos, cuyo valor la gran mayoría menciona que debe ser simbólico o de cortesía.

Inditex, por ejemplo, no permite que el importe de estos regalos supere los 100 euros, prohibiendo los obsequios en metálicos, y establece su inmediata devolución (si no es posible se entregarán al departamento de RSC).

Bankinter los cifra en menos de 150 euros, aunque el empleado debe consultar previamente a la Unidad de Cumplimiento Normativo del banco. La misma cifra que FCC, cantidad revisada periódicamente; en caso de superarla, será registrado y quedará en propiedad del grupo. Dia también alude al valor simbólico y, en caso de recibirlos, serán entregados para su registro.


COMPROBACIÓN DE CURRICULUM: LA PÓLIZA DE SEGUROS D...

Artículos relacionados