Nuestro Blog

Amnistía fiscal: injusta, impopular, pero necesaria... y aún se queda corta

La situación de España es extremadamente delicada. Ese es el único motivo por el que un Gobierno puede tomar una medida tan impopular e injusta como la de la “amnistía fiscal”. Necesitamos ese dinero, venga de donde venga y al precio que sea.


No se trata de elegir entre amnistía fiscal o lucha contra el fraude. Hacen falta ambas medidas, e incluso algunas adicionales y más pronto que tarde, para atacar en su raíz los males que genera la economía sumergida, de nada más y nada menos que el 23% del PIB en España (diez puntos por encima de la media europea).

Las medidas del plan antifraude del gobierno, como la limitación de los 2.500 euros en pagos en efectivo cuando medie un profesional en la transacción,  se han quedado cortas. Como experta en fraude, debo recordar que el objetivo es siempre  recuperar la pérdida económica. En este sentido, la amnistía fiscal o la obligación de declarar las cuentas en el extranjero deberán complementarse con una obligación de repatriar los capitales y la formulación de sanciones graves e incluso penas para aquellos que no lo hagan, de forma que las medidas adoptadas surtan el efecto deseado y n o se queden en nada.

Hablemos claro, España se ha convertido en el paraíso de  mafiosos y criminales. Las nuevas medidas son una llamada al orden. Servirán para poner en marcha la lavadora de dinero y la amnistía fiscal ayudará a los delincuentes a blanquear el dinero a un precio de saldo.

Gertrudis Alarcón

certificadora de fraude y managing director i2 integrity
COMPROBACIÓN DE CURRICULUM: LA PÓLIZA DE SEGUROS D...

Artículos relacionados

Contáctenos

1000 caracteres restantes

GAT Comunicación

Otras empresas del Grupo

logoi2ethicsletrablanca
g5webpequeo